La papiroflexia, es el conjunto de técnicas que permite realizar figuras en papel doblándolo, sin realizar cortes ni usar pegamento.

No se precisa tener una manipulación excelente. Hay cantidad de formatos simples y divertidos. Lo que pretendemos es dar la mejor versión de nuestras manos.

Incentiva la imaginación. No solo realiza lo que ve sino que potencia lo que él ve, (visualiza e imagina)

Desarrolla la destreza manual y la coordinación de las manos con los ojos. Cuando doblamos hay que hacerlo con cuidado y precisión; de ahí que también potenciemos la atención. 

Desarrolla la paciencia y la constancia. Normalmente será necesario realizar la doblez varias veces, consiguiendo aprender de sus errores y fortalecer la reacción ante el fracaso.

Mejora la memoria, ya que se precisa para llevar la cuenta de los pliegues que ha hecho por si los tuviera que repetir, y de los que deberá realizar a continuación, hasta completar la figura. 

Desarrolla la concentración visual y mental, al estar centrado en conseguirlo.

Ayuda a comprender conceptos espaciales, como delante, detrás, arriba o abajo.Refuerza la autoestima. Cada acierto es un éxito y un motivo para continuar. 

Relaja, porque siempre se consigue terminar y eso le da pie a querer seguir haciendo más.

Qué nos aporta.

Buscad ejemplos y empezad por los más fáciles.