Numérica.

Número: Abstracción que representa una cantidad o una magnitud.

Cantidad: Aspecto o característica de las cosas en virtud de la cual estas son contables o mensurables.

Seriación: Operación que considera cada elemento de una serie siguiente al anterior y predecesor de los que siguen.

La reversibilidad es la característica fundamental del conocimiento lógico matemático. Con ella formamos los conceptos, resolvemos problemas y obtenemos razonamiento.

Para decir cuántos elementos hay en un conjunto es necesario ordenarlos y luego contarlos formando una serie ordenada (estructura lógica)

Cuando esto sucede, somos capaces de invertir mentalmente el proceso de un resultado y de relacionar el estado inicial y el final.

Acciones interiorizadas que pueden ser combinadas y reversibles, refiriéndose siempre, a objetos manipulables.

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Contar hacia adelante.

Aprenderemos a sumar.

9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1

Contar hacia atrás.

Aprenderemos a restar.

Actividades:

Denominar cantidades: 

Reconocer cantidades, semánticamente, aportando significado a un significante.

                    Ampliamos vocabulario.

Cuando comprendemos los términos numéricos de cantidad: uno, ninguno, todos, algunos, iniciamos el juego de relación entre la parte y el todo.

Conteo.

Para contar hay que seguir unos pasos precisos:

           1                 2               3

 

                         4               5

Aplicamos un suceso cuantitativo. 

Pocos.

Uno.

Muchos.

Ninguno. (Nada)

Contar cada elemento una sola vez.

Los números se asignan en un orden.

El último número contado es el que determina la cantidad.

¿Cuántos pasteles tenemos?

- Cinco (5)

Asociar cantidad y número.

Una vez que reconozcamos los números, sepamos contar y definamos cantidades  según el criterio anterior, podremos introducirnos en la relación del número con la cantidad.

Quizás sea la primera operación que vayamos a realizar con números y por ello ineludible.

1

2

3

Usamos la comprensión, la asociación y el razonamiento.

La descomposición aditiva.

Las descomposiciones aditivas son las formas en las que

podemos obtener un número a partir de la adición de otros números menores.

Por ejemplo: 4 se puede descomponer en 3 y 1; en 2 y 2;

en 2, 1 y 1; y en 1, 1, 1 y 1

             

                  Tener automatizadas las descomposiciones                        de los 10 primeros números les facilita                            enormemente el cálculo mental. 

Regletas Cuisenaire.