Esquema Temporal.

La percepción temporal  es un elemento fundamental del esquema corporal y no se puede separar de la percepción espacial, pues los movimientos se dan necesariamente en un tiempo determinado y las informaciones espaciales nos posibilitan la información temporal.

Por medio de la percepción temporal mejoramos la representación mental de los momentos en el tiempo y tomamos conciencia de la sucesión.

Definimos la percepción temporal como la ordenación y organización consciente de los fenómenos en el tiempo, asociándolos a la representación mental del orden.
La percepción temporal tiene un doble aspecto: perceptivo y motor.

El perceptivo cualifica (noción de orden y organización de sucesos) y cuantifica (noción de duración y de intervalo)

El motor coordina los movimientos, los perdura, organiza qué segmentos corporales actúan y aplica ritmo.

El esquema temporal es la distancia (representación) percibida entre el momento presente y un determinado objeto localizado 

en el pasado o en el futuro.

Actividades:

Trabajaremos el conocimiento del tiempo a través de la instauración de palabras y conceptos con los que poder expresarse debidamente:

Usar palabras y expresiones  que

desarrollen los estímulos sensoriales

de forma significativa

para su desarrollo:

Adverbios de tiempo: ahora, antes, después, hoy, mientras, pronto, tarde, temprano, todavía... En definitiva palabras de uso cotidiano que aportan significación a nuestros enunciados. 

¡Vamos a hacerlo ahora!

 Ahora  

     Antes     

¡Todavía está caliente!

¡No quiero llegar tarde!

Ordenar secuencias temporales y describirlas:

Comprender que las situaciones tienen un orden, que primero se hace una cosa y luego otra y  así sucesivamente, a la vez que interpretamos las consecuencias que pueden tener o que ocurren, es fundamental para adquirir el conocimiento de la sucesión de hechos.

Primero abrimos el grifo....segundo nos lavamos las manos... y tercero (por último) cerramos el grifo (apagar el agua)     

La habilidad de percibir la sucesión de hechos en el tiempo, permite descubrir los elementos y detalles que determinan el orden cronológico.

La vivencia ordenada del tiempo es esencial para la estabilidad física y emocional de los niños.